Si Comments

Crítica al decadente espectáculo mediático, sus contenidos y sus "profesionales". Un desahogo abierto y gratuito para todos a los que su C.I. se lo permita



26 oct. 2010

Jugando a príncipes y princesas

Telecinco estrenó ayer, Felipe y Letizia, otra de las miniseries a las que ya nos tiene acostumbrados, de esta nueva producción sorprende que los protagonistas sigan vivos, cosa que no es muy habitual en ellas, y además que por primera vez la historia suscite interés entre los públicos, ya conocemos a los públicos.

El estreno ha provocado muchas opiniones y ha reportado a Telecinco un buen share en la noche de ayer, pero yo me quedo con un artículo de opinión de Mábel Galaz que aparece hoy en El País.com y que cito textualmente ya que no tiene desperdicio y me parece difícilmente superable, ahí va:

"El Príncipe parece un panoli; Letizia, una sabelotodo; la Reina, una bruja y el Rey da risa. Ese el resumen del primer capítulo de la serie que Telecinco ha dedicado a la historia de amor de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz. Una producción presentada y promocionada a bombo y plantillo por la cadena.

Durante dos horas se contaron los inicios de su relación y cómo la familia real recibió a la periodista en el palacio de La Zarzuela. Es difícil analizar si la historia se ajusta a la realidad, ya que los actores, aunque son buenos profesionales, han rozado en esta ocasión el ridículo.

Marisa Paredes hace de Reina y se empeña en poner un acento francés cuando habla que la Reina de verdad no tiene. Parece más una espía que una soberana, empeñada en controlar como una detective a su hijo.

Juanjo Puigcorbé ha plasmado un Rey que hace reir. Parece un muñegote más que un hombre de Estado. No olvidaré la frase que pronuncia cuando pasa delante de Jaime de Marichalar, enfundado en varias pasminas, y le dice: "
Deja de hablar por el móvil que te vas a quedar sin batería". El comentario parece que fue premonitorio.
Amaia Salamanca encarna a una Princesa que se da bastante aire con la real y Fernando Gil hace de don Felipe. En mi opinión solo se salva la primera.
(...)".

Esta redactora tiene su propio blog: ¿A quién le importa?



Todos los derechos reservados

4 comentarios:

  1. Ya que te has puesto pesada y me has obligado, voy a pasarme por aquí de vez en cuando para, como ya sabes, poner a caldo todas tus entradas y comentarios. El estilo está en la contra, nunca en la búsqueda de razón.

    PD: Se lo que hicisteis apesta, las presentadoras ya ni siquiera están buenas.
    Se te quiere, desde la locura y la carretera.

    Jack

    ResponderEliminar
  2. Eso de que no están buenas debe ser por tus nuevas tendencias...deberías escribir sobre eso

    ResponderEliminar
  3. Sandra eres una crack !!

    Mazi

    ResponderEliminar