Si Comments

Crítica al decadente espectáculo mediático, sus contenidos y sus "profesionales". Un desahogo abierto y gratuito para todos a los que su C.I. se lo permita



17 oct. 2011

¿Tú quién quieres ser?

No elegimos donde nacemos, no elegimos la familia, no elegimos el país, ni la región, ni el momento en el que nacemos. Nacemos en medio de situaciones y conflictos predeterminados, en medio de familias que tiene ideologías y creencias preconcebidas. Toda esta mezcla nos determina a nosotros, a nuestras ideas, sentimientos y metas.

Puede llegar a ser difícil de entender, y más cuando nadie se ha esforzado en explicar ni comprender, que exista un lugar en el que las personas sientan la necesidad de hacer las cosas de una forma diferente a la que les es impuesta, que no se identifiquen con los colores que les abanderan históricamente y que tengan el anhelo de ser capaces de elegir quién quieren ser, cómo se quieren llamar y cómo quieren hacer las cosas. Ante estos anhelos lo único que reciben estas personas de quien los gobierna es represión y manipulación; política y mediática, que educa al resto de personas en el desconocimiento de las razones y objetivos de este pueblo, creando un clima de negación a una identidad tan legítima como cualquier otra.

Cuando te acorralan y no te quieres rendir quizás sólo veas un camino y algunas personas escojan ese camino, hasta sus últimas consecuencias. Nada de esto justifica la muerte como arma de lucha, se trata de una reflexión sobre una situación que se repite a lo largo de la historia, como cualquier otra rebelión, en el que el oprimido usa las armas de las que dispone para luchar.

Y lo más fácil es cerrarse en banda, y emplear todos los esfuerzos en atacar al contrario, exponiendo los trofeos de la batalla como victorias políticas y convirtiendo a los caídos en mártires, y esto ha sido así en cualquiera de los dos bandos.

Ahora mismo el camino elegido para luchar desde los años 50 puede estar a punto de abandonarse, y no es algo casual, ni creo que se trate de una rendición a la que se llega por agotamiento o falta de medios. Creo que se trata de que estas personas que eligieron este camino, y las que no lo hicieron pero anhelan su independencia, tienen ahora la oportunidad de luchar de otra manera, creo que por primera vez en su historia. Y espero que llegue el momento en el que se pierda el miedo y se tenga la suficiente madurez política y sobre todo democrática para preguntar a estas personas ¿tú quién quieres ser?

Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario