Si Comments

Crítica al decadente espectáculo mediático, sus contenidos y sus "profesionales". Un desahogo abierto y gratuito para todos a los que su C.I. se lo permita



20 ene. 2012

Gran Hermano, un formato genial

Gran Hermano es un reality show creado por John de Mol para Endemol y basado en la novela de George Orwell (1949) titulada 1984. Este formato ya ha sido producido en 70 países, desde 1999 hasta ayer mismo que comenzó en España la 13º edición.

Este formato no es sólo un programa de televisión en el que encierran a 12 personas en una casa para retransmitir sus vidas, es mucho más. Gran Hermano ha conseguido crear todo un universo de iconos a su alrededor, la propia casa que es todo un fetiche, muchos elementos decorativos son reconocidos por cualquiera, como el cuadro del confesionario "las mil y una noches" de Matisse. Otro de los grandes símbolos es la propia presentadora, Mercedes Milá que constituye el alma del programa y trata de encarnar todo lo que Gran Hermano quiere ser en la mente del espectador.

Creo que en la historia, corta historia todavía, de la televisión española hay unos pocos formatos que ocupan un lugar privilegiado en el recuerdo colectivo o que se les reconoce un mérito especial y Gran Hermano es uno de ellos. Y lo creo porque, nos guste o no el programa, hay que reconocer que tiene una producción tremendamente complicada, en mi opinión la más complicada que yo haya visto en televisión, es un programa íntegramente en directo, requiere de un montaje muy ingenioso y eficaz para compactar 24horas al día de grabación de 30 cámaras diferentes. Por otra parte es muy poco predecible, y la televisión esta poco acostumbrada a las sorpresas, en este formato la dependencia de los medios técnicos que fallan muy a menudo y los comportamientos impredecibles de los concursantes provocan que requiera una gran capacidad de reacción; por no hablar del trabajo que supone tener a 12 personas metidas en una casa.

Pero principalmente yo, que no soy ni mucho menos fan del programa, lo considero un formato genial porque desde el año 2000 hasta el 2012 no ha aburrido nunca a su audiencia, ha sabido reinventarse y sorprender al espectador. Hoy por hoy ya no podemos ver apabullantes cifras de audiencia (la final de la 1º edición tubo un 70% de share, me atrevo a decir que eso hoy es imposible), pero en estos tiempos de TDT y fragmentación de audiencias nunca han marcado menos de un 22% en una final ni menos de un 15% en una gala. Anoche se estrenaron con un 24'5% superando la edición del año pasado (la menos seguida de la historia) y todo a pesar de lo cutre de la promo que hemos podido ver estas últimas semanas. Veremos si logra mantener a los espectadores pendientes de la casa.


Si te ha gustado... ¡compártelo!

2 comentarios:

  1. Sálvame, hombres mujeres y viceversa, el programa de Ana Rosa y todas esas mierdas tampoco aburren a su audiencia...

    ResponderEliminar
  2. Bueno a ver si dentro de, ya no 10 años, sino 3 siguen en la parrilla...

    ResponderEliminar